Optimización de Conversión: Estrategias de UX/UI que las Agencias No Te Cuentan

Aplicación de prototipos gráficos ux de desarrollo web
Facebook
Twitter
LinkedIn

El diseño UX/UI (experiencia de usuario e interfaz de usuario) es una disciplina que se ocupa de crear productos digitales que sean fáciles de usar, atractivos y eficaces para lograr los objetivos de los usuarios y de las empresas. El diseño UX/UI tiene un impacto directo en la optimización de la conversión, es decir, en el proceso de convertir a los visitantes de un sitio web en clientes, suscriptores, leads o cualquier otra acción deseada.

Sin embargo, muchas veces el diseño UX/UI se limita a seguir unas pautas generales o a copiar lo que hacen otros sitios web, sin tener en cuenta las necesidades, preferencias y comportamientos específicos de cada público objetivo. Esto puede provocar que se pierdan oportunidades de mejorar la conversión y de diferenciarse de la competencia.

En este artículo, te vamos a revelar algunas estrategias de UX/UI que las agencias no te cuentan y que puedes aplicar para optimizar la conversión de tu sitio web. Estas estrategias se basan en principios de psicología, neuromarketing y persuasión que te ayudarán a conectar con tus usuarios y a motivarlos a realizar la acción que deseas.

Estrategia 1: Utiliza el efecto Zeigarnik

El efecto Zeigarnik es un fenómeno psicológico que afirma que las personas recuerdan mejor las tareas incompletas que las completas y que sienten una tensión que les impulsa a terminar lo que han empezado. Este efecto se puede aprovechar para aumentar la conversión de tu sitio web, creando un sentido de progreso y urgencia en tus usuarios.

Por ejemplo, puedes utilizar un indicador de progreso en tu formulario de registro o de compra, mostrando el porcentaje o el número de pasos que le quedan al usuario para completar el proceso. Esto le animará a seguir adelante y a no abandonar el formulario a medias.

También puedes utilizar el efecto Zeigarnik para crear una oferta limitada o una cuenta atrás que indique el tiempo que le queda al usuario para aprovechar una promoción, un descuento o un regalo. Esto le generará una sensación de escasez y de miedo a perderse una oportunidad, lo que le impulsará a tomar una decisión rápida y favorable a la conversión.

Estrategia 2: Aplica el principio de reciprocidad

El principio de reciprocidad es otro fenómeno psicológico que establece que las personas se sienten obligadas a devolver un favor o un beneficio que han recibido previamente. Este principio se puede utilizar para mejorar la conversión de tu sitio web, ofreciendo algo de valor a tus usuarios a cambio de su acción.

Por ejemplo, puedes ofrecer un contenido gratuito, como un ebook, un webinar, un curso o una guía, a cambio de que el usuario se suscriba a tu newsletter, se registre en tu plataforma o solicite una demostración. Esto le hará sentir que te debe algo y que debe corresponder a tu generosidad.

También puedes ofrecer un servicio gratuito, como una prueba, una consulta o una auditoría, a cambio de que el usuario se ponga en contacto contigo, te proporcione sus datos o te dé su opinión. Esto le hará sentir que te has esforzado por ayudarle y que debe recompensarte con su confianza.

Estrategia 3: Crea una propuesta de valor única

La propuesta de valor única es el elemento que define qué hace que tu producto o servicio sea diferente y mejor que el de tus competidores y qué beneficios aporta a tus usuarios. La propuesta de valor única es esencial para captar la atención y el interés de tus usuarios y para convencerlos de que tu oferta es la mejor opción para ellos.

Para crear una propuesta de valor única, debes identificar las necesidades, problemas y deseos de tu público objetivo, así como las características, ventajas y resultados de tu producto o servicio. A partir de ahí, debes sintetizar en una frase corta y clara qué solución ofreces, para quién y por qué.

La propuesta de valor única debe estar presente en tu página de inicio, en tus páginas de producto o servicio y en tus páginas de destino. Debe estar acompañada de un titular llamativo, una imagen o un vídeo que ilustre tu oferta y un botón o un formulario que invite a la acción.

Estrategia 4: Reduce la carga cognitiva

La carga cognitiva es la cantidad de información y de procesos mentales que requiere una tarea. Cuanto mayor sea la carga cognitiva, más difícil será para el usuario realizar la tarea y más probabilidades habrá de que se frustre, se distraiga o se rinda. Por eso, es importante reducir la carga cognitiva de tu sitio web, simplificando el diseño, el contenido y la navegación.

Para reducir la carga cognitiva, debes eliminar todo lo que sea innecesario, irrelevante o confuso para el usuario. Debes utilizar un diseño limpio, con espacios en blanco, colores contrastados y tipografías legibles. Debes utilizar un lenguaje claro, conciso y directo, con palabras clave, subtítulos y listas. Debes utilizar una estructura lógica, con categorías, etiquetas y enlaces que faciliten el acceso a la información.

También debes reducir el número de opciones, campos y pasos que el usuario tiene que elegir, rellenar o seguir para completar su acción. Debes utilizar elementos visuales, como iconos, imágenes o gráficos, que ayuden a transmitir el mensaje y a orientar al usuario. Debes utilizar señales, como testimonios, sellos de confianza o llamadas a la acción, que refuercen la credibilidad y la motivación del usuario.

Estrategia 5: Fomenta el compromiso emocional

El compromiso emocional es el grado de conexión afectiva que el usuario siente con tu marca, tu producto o tu servicio. El compromiso emocional es clave para generar confianza, lealtad y recomendación en tus usuarios y para diferenciarte de tus competidores. Para fomentar el compromiso emocional, debes crear una experiencia de usuario que apele a sus emociones, valores y aspiraciones.

Para crear una experiencia de usuario emocional, debes conocer a tu público objetivo, sus características, intereses y motivaciones. Debes definir tu personalidad de marca, tu tono de voz y tu estilo visual. Debes contar una historia que conecte con tu usuario, que le haga sentir identificado, inspirado o sorprendido. Debes utilizar un humor, un lenguaje y unas imágenes que le hagan sonreír, reír o emocionarse.

También debes interactuar con tu usuario, invitándole a participar, a opinar, a compartir o a crear. Debes personalizar tu oferta, adaptándola a sus preferencias, necesidades y comportamientos. Debes sorprender a tu usuario, ofreciéndole algo inesperado, original o exclusivo. Debes agradecer a tu usuario, reconociendo su valor, su fidelidad y su apoyo.

Estas son algunas de las estrategias de UX/UI que las agencias no te cuentan y que puedes aplicar para optimizar la conversión de tu sitio web.

Espero que este artículo te haya parecido interesante y que te haya hecho reflexionar.

Si planeas algo, cuenta con PlaneaWeb.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Síguenos en redes

Lo último

Suscríbete al boletín si quieres recibir a tu buzón nuestras noticias.

No spam, notifications only about new products, updates.

Artículos relacionados

Salúdanos en las redes sociales