KPI (Key Performance Indicators)

Glosario de Marketing Digital - KPI
Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Te gustaría saber si tu estrategia de SEO está funcionando? ¿Te gustaría conocer el impacto de tus acciones de SEO en tu tráfico, tu posicionamiento, tu conversión, etc.? ¿Te gustaría tomar decisiones basadas en datos y no en suposiciones? Si has respondido que sí a estas preguntas, entonces necesitas conocer y usar los KPI.

Los KPI son los Indicadores Clave de Rendimiento, unas métricas que te permiten medir el éxito de tu estrategia de SEO y el rendimiento de tu sitio web o tu plataforma online. Son una herramienta esencial para evaluar tus resultados, identificar tus áreas de mejora, y tomar decisiones acertadas.

En este artículo, te voy a explicar qué son los KPI, por qué son importantes para tu SEO y cómo puedes definirlos. Además, te voy a compartir algunos ejemplos de KPI que puedes usar para tu SEO, y algunos trucos para elegirlos y medirlos correctamente. ¿Estás listo? Pues vamos allá.

¿Qué son los KPI?

Los KPI son las siglas de Key Performance Indicators, que en español se traduce como Indicadores Clave de Rendimiento. Son unas métricas que te permiten medir el grado de cumplimiento de tus objetivos, y el nivel de eficacia y eficiencia de tus acciones.

Los KPI pueden ser de diferentes tipos, según el aspecto que quieras medir, como el tráfico, el posicionamiento, la conversión, el retorno de la inversión, etc. Por ejemplo, si quieres medir el tráfico orgánico de tu sitio web, puedes usar el KPI de número de visitas orgánicas, que mide el número de usuarios que acceden a tu sitio web desde los motores de búsqueda en un periodo de tiempo determinado.

Los KPI son diferentes de las métricas, que son los datos brutos que se recogen de forma automática y continua, como el número de páginas vistas, el tiempo de permanencia, la tasa de rebote, etc. Las métricas son importantes, pero no son suficientes para evaluar el éxito de tu SEO. Para ello, necesitas los KPI, que son las métricas que se relacionan directamente con tus objetivos, y que te permiten saber si los estás logrando o no.

¿Por qué son importantes los KPI para tu SEO?

Los KPI son importantes para tu SEO porque te permiten:

  • Medir el rendimiento de tu sitio web o tu plataforma online: Al usar los KPI, puedes conocer el estado actual de tu sitio web o tu plataforma online, y ver si está cumpliendo con las expectativas que tenías. Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar el tráfico orgánico, puedes usar el KPI de número de visitas orgánicas, y ver si está creciendo o no.
  • Evaluar el impacto de tus acciones de SEO: Al usar los KPI, puedes conocer el efecto que tienen tus acciones de SEO en tu sitio web o tu plataforma online, y ver si están contribuyendo a tus objetivos o no. Por ejemplo, si has optimizado el contenido de tu sitio web, puedes usar el KPI de posicionamiento orgánico, y ver si ha mejorado o no.
  • Identificar tus áreas de mejora: Al usar los KPI, puedes detectar los puntos débiles de tu sitio web o tu plataforma online, y ver dónde puedes mejorar. Por ejemplo, si ves que tu tasa de conversión es baja, puedes usar el KPI de tasa de conversión, y ver qué factores pueden estar influyendo en ella, como el diseño, la usabilidad, la propuesta de valor, etc.
  • Tomar decisiones basadas en datos: Al usar los KPI, puedes tomar decisiones más acertadas y fundamentadas, basadas en la evidencia y no en la intuición o la opinión. Por ejemplo, si ves que tu retorno de la inversión es positivo, puedes usar el KPI de retorno de la inversión, y decidir si seguir invirtiendo en SEO o no.

¿Cómo definir tus KPI?

Define tus objetivos

Antes de definir tus KPI, debes definir tus objetivos, es decir, qué quieres conseguir con tu SEO. Tus objetivos deben ser SMART, es decir, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Por ejemplo, un objetivo SMART podría ser: aumentar el tráfico orgánico de mi sitio web en un 20% en los próximos 6 meses.

Elige tus KPI

Una vez que tengas tus objetivos, debes elegir los KPI que se relacionen directamente con ellos, y que te permitan medir su grado de cumplimiento. Tus KPI deben ser relevantes, es decir, que tengan que ver con tu objetivo, y que te aporten información útil para tu SEO. Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar el tráfico orgánico, un KPI relevante podría ser el número de visitas orgánicas.

Establece tus metas

Después de elegir tus KPI, debes establecer tus metas, es decir, los valores que quieres alcanzar con tus KPI. Tus metas deben ser realistas, es decir, que se ajusten a tu situación actual, a tu capacidad, a tu presupuesto, etc. Por ejemplo, si tu KPI es el número de visitas orgánicas, una meta realista podría ser: pasar de 1000 a 1200 visitas orgánicas al mes.

Mide y analiza tus KPI

Finalmente, debes medir y analizar tus KPI, usando herramientas como Google AnalyticsGoogle Search ConsoleSEMrushAhrefs, etc. Estas herramientas te permiten recoger y analizar los datos de tus KPI, y te los presentan en forma de gráficos, tablas, informes, etc. Así, podrás ver si estás logrando tus objetivos, y si necesitas hacer algún ajuste en tu estrategia de SEO.

Ejemplos de KPI para tu SEO

Los KPI que puedes usar para tu SEO dependen de tus objetivos, de tu tipo de negocio, de tu sector, de tu competencia, etc. No hay una lista única y definitiva de KPI para tu SEO, sino que debes elegir los que mejor se adapten a tu caso. Sin embargo, hay algunos KPI que son comunes a la mayoría de los negocios online, y que te pueden servir de referencia. Estos son algunos ejemplos de KPI para tu SEO:

  • Número de visitas orgánicas: Mide el número de usuarios que acceden a tu sitio web o tu plataforma online desde los motores de búsqueda en un periodo de tiempo determinado. Es un KPI que te indica el nivel de tráfico orgánico que generas, y que está relacionado con tu objetivo de aumentar el tráfico orgánico.
  • Posicionamiento orgánico: Mide la posición que ocupa tu sitio web o tu plataforma online en los resultados de búsqueda para una palabra clave o una consulta determinada. Es un KPI que te indica el nivel de visibilidad orgánica que tienes, y que está relacionado con tu objetivo de mejorar el posicionamiento orgánico.
  • Tasa de conversión orgánica: Mide el porcentaje de usuarios que realizan una acción deseada en tu sitio web o tu plataforma online, como comprar un producto, suscribirse a una newsletter, rellenar un formulario, etc. después de llegar desde los motores de búsqueda. Es un KPI que te indica el nivel de rentabilidad orgánica que obtienes, y que está relacionado con tu objetivo de aumentar la conversión orgánica.
  • Retorno de la inversión orgánico: Mide la relación entre el beneficio y el coste que obtienes de tu estrategia de SEO. Es un KPI que te indica el nivel de eficiencia y eficacia de tu SEO, y que está relacionado con tu objetivo de optimizar el retorno de la inversión orgánico.

Trucos para elegir y medir tus KPI

  • No uses demasiados KPI: Es mejor elegir unos pocos KPI que sean relevantes y significativos para tu SEO, que usar muchos KPI que no te aporten información útil o que te confundan. Recuerda que la calidad es más importante que la cantidad, y que lo que no se mide no se mejora, pero lo que se mide mal se empeora.
  • Usa KPI específicos y personalizados: No uses los mismos KPI que usa todo el mundo, sino que adapta tus KPI a tu tipo de negocio, a tu sector, a tu competencia, a tu público objetivo, etc. Así, podrás medir lo que realmente importa para tu SEO, y no lo que importa para otros. Por ejemplo, si tu negocio es una tienda online, puedes usar el KPI de tasa de abandono del carrito, que mide el porcentaje de usuarios que abandonan el proceso de compra sin completarlo.
  • Usa KPI comparativos y temporales: No uses los KPI de forma aislada, sino que compara tus KPI con los de otros periodos de tiempo, con los de tu competencia, con los de tu sector, etc. Así, podrás ver la evolución de tu SEO, y detectar tendencias, oportunidades, amenazas, etc. Por ejemplo, si tu KPI es el número de visitas orgánicas, puedes compararlo con el del mes anterior, con el del año anterior, con el de tu principal competidor, etc.
  • Usa KPI accionables y realistas: No uses KPI que no puedas controlar o influir, sino que usa KPI que dependan de tus acciones y que puedas mejorar. Así, podrás tomar acciones concretas y efectivas para optimizar tu SEO, y no depender de factores externos o aleatorios. Por ejemplo, si tu KPI es el posicionamiento orgánico, puedes usar el KPI de número de enlaces entrantes, que mide el número de sitios web que enlazan a tu sitio web, y que puedes aumentar con una buena estrategia de linkbuilding.

3 errores comunes al usar KPI y cómo evitarlos

Error 1: Enfocarse en las métricas incorrectas

El primer error que puedes cometer al usar KPI es enfocarte en las métricas incorrectas, es decir, en las métricas que no tienen que ver con tus objetivos, o que no te aportan información útil para tu SEO. Estas métricas se conocen como métricas vanidosas, y son aquellas que te hacen sentir bien, pero que no te ayudan a mejorar tu negocio.

Por ejemplo, una métrica vanidosa podría ser el número de seguidores en redes sociales, que mide el número de personas que siguen tu perfil en una red social determinada. Esta métrica puede hacerte pensar que tienes una gran audiencia, pero no te dice nada sobre el nivel de engagement, el tráfico, o la conversión que generas desde esa red social.

Para evitar este error, debes elegir KPI que sean relevantes para tu SEO, es decir, que tengan que ver con tus objetivos, y que te aporten información útil para tu SEO. Estos KPI se conocen como métricas de acción, y son aquellas que te hacen actuar, y que te ayudan a mejorar tu negocio.

Por ejemplo, una métrica de acción podría ser el número de visitas orgánicas, que mide el número de usuarios que acceden a tu sitio web o tu plataforma online desde los motores de búsqueda en un periodo de tiempo determinado. Esta métrica te dice el nivel de tráfico orgánico que generas, y te ayuda a optimizar tu estrategia de SEO.

Error 2: No tener claridad en los objetivos

El segundo error que puedes cometer al usar KPI es no tener claridad en los objetivos, es decir, no saber qué quieres conseguir con tu SEO. Si no tienes claridad en los objetivos, te perderás midiendo lo que no importa, y no podrás evaluar el éxito de tu SEO.

Por ejemplo, si no tienes claro si tu objetivo es aumentar el tráfico, el posicionamiento, la conversión, o el retorno de la inversión, no sabrás qué KPI elegir, ni qué metas establecer, ni qué acciones tomar.

Para evitar este error, debes definir tus objetivos de forma SMART, es decir, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Así, podrás elegir los KPI que se ajusten a tus objetivos, y que te permitan medir su grado de cumplimiento.

Por ejemplo, un objetivo SMART podría ser: aumentar el tráfico orgánico de mi sitio web en un 20% en los próximos 6 meses. Este objetivo es específico, porque indica qué quieres conseguir y cómo; medible, porque se puede cuantificar y comparar; alcanzable, porque se basa en tu situación actual y tu capacidad; relevante, porque tiene que ver con tu negocio y tu SEO; y temporal, porque tiene un plazo definido.

Error 3: Analizar sin tomar acción

El tercer error que puedes cometer al usar KPI es analizar sin tomar acción, es decir, recoger y analizar los datos de tus KPI, pero no hacer nada con ellos. Si analizas sin tomar acción, estarás perdiendo el tiempo y el dinero, y no podrás mejorar tu SEO.

Por ejemplo, si analizas el número de visitas orgánicas de tu sitio web, pero no haces nada para aumentarlo, estarás desperdiciando una oportunidad de crecer tu negocio y tu SEO.

Para evitar este error, debes tomar acciones en base al análisis de tus KPI, es decir, usar los datos para tomar decisiones informadas y mejorar continuamente tu SEO. Estas acciones pueden ser de diferentes tipos, como modificar tu oferta, cambiar tu diseño, crear nuevo contenido, realizar nuevas pruebas A/B, etc.

Por ejemplo, si analizas el número de visitas orgánicas de tu sitio web, y ves que hay algunas palabras clave que te traen más tráfico que otras, puedes tomar la acción de optimizar el contenido de tu sitio web para esas palabras clave, y así aumentar el tráfico orgánico.

Espero que estas lecciones aprendidas y consejos prácticos te ayuden a sacar el máximo provecho de tus KPI. ¡Sigamos optimizando el negocio con datos!

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Síguenos en redes

Suscríbete al boletín si quieres recibir a tu buzón nuestras noticias.

No spam, notifications only about new products, updates.

Términos de Marketing Digital

Inbound MarketingSEMKPI (Key Performance Indicators)ClippingAccesibilidad webMarketing B2B (Business to Business)SEO Off-PageSEO SemánticoMarketing B2C (Business to Consumer)Diseño Responsive o Adaptativo

No dude en contactar con nosotros para más información.